You can find us here

Drury Court,
1st Floor,
56 - 58 Drury Street,
Dublin 2

Phone: (01) 544 8723

Email: info@prosperity.ie

Vale, conseguiste la entrevista ...

Una guía para prepararte
de la mejor manera posible.

Vale, conseguiste la entrevista ...

Una guía para prepararte
de la mejor manera posible.

... Ahora toca convertir esa entrevista en otra y finalmente en una oferta de trabajo : )

Pero antes de que empecemos...

Ante todo, ten siempre presente esto: lo que busca el cliente es a alguien que pueda añadir valor a su organización. Por lo tanto, demuestra tu afán y tus ganas de hacerlo, demuestra que tienes lo necesario para impulsar el cambio en la empresa y, sobre todo, demuestra que estás totalmente comprometido a añadir un valor a la empresa.

“Research, research, research”

Bien, ahora que esto está dicho ...

La preparación es clave. Muchas veces, los reclutadores nos comentan que los candidatos no se molestaron en preparar la entrevista; no han estudiado correctamente la descripción del puesto o no han investigado adecuadamente la empresa (es sorprendente el número de candidatos que van a las entrevistas apenas sabiendo lo primero sobre la empresa en la que se están entrevistando).

“Al no prepararse, se está preparando para fracasar.”
- Benjamin Franklin

Antes de la entrevista

Búsquedas, búsquedas y más búsquedas.

Con esto queremos decir "¡investiga!" pero también queremos decir que debes hacer tu investigación en tres fases, pasando de lo amplio a lo específico; es decir de la empresa, al papel, y a el/los entrevistador(es). Antes de continuar, cabe señalar que los entrevistadores también pueden investigar sobre ti. Es importante recordar que ellos tienen las mismas herramientas a su disposición que tú. De la misma manera que tú puedes hacer búsquedas sobre la empresa y los reclutadores, ellos lo pueden hacer sobre ti. Internet y los medios de comunicación social han cambiado el juego de reclutamiento y de las entrevistas, por lo que tú debes cambiar con ello. No asumas que los potenciales empleadores no están mirando tus cuentas en las redes sociales. Muy a menudo lo hacen. Por lo tanto sé cuidadoso con lo que publicas. No estamos diciendo que debas planear cuidadosamente todos y cada una de las publicaciones, sólo decimos que seas consciente de lo que publicas. Una buena manera de hacerlo es preguntarse: ¿Esa publicación podría impactar negativamente mi credibilidad profesional o podría molestar a alguien? Si la respuesta es un sí, no lo publiques.

Investiga sobre la compañía:

Debes de saber todo lo que hay que saber sobre la empresa, es decir cuándo fue fundada, por quién, cuándo, cuál es su ética, cuáles son sus productos, servicios, objetivos, desafíos, etc.

Puede parecer mucho esfuerzo, pero es esencial por las tres siguientes razones:

En primer lugar, es algo que impresiona. Los candidatos que se informaron sobre la compañía siempre destacan más de los que no saben.

En segundo lugar, cuanto más sepas sobre la compañía, menos probable es que te veas atrapado por preguntas diseñadas para diferenciarte entre los que no han hecho su investigación. Simplemente equivocarse o tergiversar estas preguntas no es una buena estrategia. ¡Al igual que las madres, los gerentes de contratación siempre saben cómo averiguar la verdad! ¡Así que, investiga!

Y, en tercer lugar, tener un buen conocimiento de la empresa significa que puedes hacer preguntas inteligentes e interactuar mejor con el/los entrevistador/es, lo que, como muchos reclutadores te dirán, mejora significativamente tus posibilidades de causar una buena impresión y conseguir el trabajo.

Hacer preguntas también muestra curiosidad e iniciativa, cualidades apreciadas para cualquier vacante. Antes de tu entrevista, debes investigar sobre la página web de la empresa, el blog, el prospecto, comunicados de prensa y premios, así como cualquier cuenta de red social en la que la empresa tenga presencia.

Infórmate sobre la vacante:

Todo reclutador lo habrá vivido al menos una vez: entrevistar a un candidato que se presenta a la entrevista con la más vaga noción de lo que implica el papel. Esta persona habrá seguramente desafiado algunas leyes del universo (de la contratación) para haber llegado a la primera etapa de la entrevista y, en general, lo más seguro es que no llegue a la segunda. No seas esta persona. Investiga el papel a fondo y asegúrate de que entiendes las especificaciones del trabajo. Conócelo por dentro y por fuera. Todo se trata de la relevancia, así que tienes que ser capaz de conectar claramente tu experiencia y habilidades con los requisitos del papel.

Investiga sobre los entrevistadores:

Los entrevistadores son como guardianes, son lo que te separa de ese trabajo. Por eso es importante preguntar con quién vas a tener la entrevista e investigar su perfil profesional. La mayoría de las redes sociales tienen un acceso público, lo que significa que todo lo que se publica es información accesible, así que úsalo en tu beneficio. Estas fuentes pueden utilizarse, por ejemplo, para conocer las funciones específicas del entrevistador, lo que permite hacer preguntas más atractivas y pertinentes sobre la empresa. ¡Pero ten cuidado de no cruzar la línea!

“Quieres un trabajo, no una orden de restricción.”

Por lo tanto, no menciones las fotos de sus gatos o hijos por muy adorables que sean. Quieres un trabajo, no una orden de restricción.

Asegúrate de la ubicación:

Averigua dónde tiene lugar la entrevista: dónde está, a qué distancia, cómo llegar, cuánto tiempo necesitarás, etc. También recomendamos que planifiques la posibilidad de condiciones climáticas extremas, impactos de meteoritos, obras en las carreteras, etc. Sé meticuloso y planea lo peor.

Durante la entrevista:

Ahora que ya has hecho toda tu investigación previa a la entrevista, vamos ahora a hablar sobre cómo debes ser y qué debes hacer durante la entrevista.

Qué debes enseñar

Al estar representado por Prosperity, es probable que te estés preparando para una entrevista para un puesto de marketing, ventas, diseño o desarrollo, por lo que no debes ser ajeno al objetivo principal de muchos de estos puestos; atraer la atención adecuada y mantenerla el tiempo suficiente para vender el producto al comprador.

En este punto, eres como el producto y el empleador potencial es el comprador :).

Así que tienes que causar la mejor impresión y venderte. Una forma de comercializar, vender o transmitir un buen producto es crear un buen envase.

Así que empezaremos dándote algunos consejos sobre cómo presentarte.

Vestimenta adecuada para la ocasión.

Esto puede parecer obvio, pero algunos candidatos piensan que los trapos sucios, las zapatillas sucias o ambos son un atuendo aceptable para la entrevista. Por lo general, no es así. Vístete para el efecto que quieres lograr. Si has hecho los deberes sobre la empresa para la que te entrevistas, probablemente tendrás una idea de lo que debes llevar. Por ejemplo, una empresa con un departamento de marketing podría despedir a cualquiera que no lleve un traje formal, mientras que un look smart casual probablemente bastaría para una agencia de marketing. Si no estás seguro sobre el código de vestimenta, también puedes hacer la pregunta. El reclutador casi siempre tendrá esta información, y si no, puedes averiguarlo. Al fin y al cabo, están ahí para ayudarte.

El dominio del lenguaje corporal es esencial.

¿Alguna vez te has preguntado por qué las supermodelos caminan como si su columna vertebral hubiera sido reemplazada por postes de madera? Bueno, es porque se han dado cuenta de que no importa cuán hermosa sea la prenda, se verá como un trapo en una figura desgarbada con una postura lamentable. Esto muestra la importancia de la postura y el lenguaje corporal. Hemos comentado la importancia de la vestimenta, ahora tienes que hacer el papel. No significa que tienes que fingir ser alguien que no eres, sólo significa que tienes que prestar atención a tu postura. Así que no te encorves y a lo largo de la entrevista, mantén una cierta conciencia de cómo te presentas.

Mantén el contacto visual

Casi todos nuestros consultores estarán de acuerdo en que este es uno de los consejos más importantes que podrían dar. El buen contacto visual promueve la confianza y la amabilidad. Sin embargo, es importante dosificar el contacto con los ojos. No mires al entrevistador (si también has mencionado las fotos de sus gatos o de su boda, puede que esté ahora mismo intentando coger su spray de pimienta). Se trata de encontrar un equilibrio. Es ciertamente positivo que mires hacia otro lado de vez en cuando, cuando intentas encontrar tus palabras o ideas, pero no mires demasiado o podrías dar la impresión de que estás ocultando algo, inventando algo o mostrando que te falta confianza en ti mismo. Dicho esto, no le des importancia, lo más importante es hacer lo mejor para estar lo más relajado posible.

Sonríe.

Este consejo, aunque es bastante simple, puede potencialmente hacer o deshacer tu entrevista. Los seres humanos suelen responder favorablemente a las sonrisas y, por intimidantes que sean algunas de ellas, los entrevistadores son sólo seres humanos (puede ser útil recordar que probablemente ellos también tuvieron que realizar una entrevista por su propia función). Esto significa que es mucho más probable que les gustes si sonríes. Entendemos que esta perspectiva puede ser desalentadora si el propio entrevistador es tan impetuoso como un jugador de póquer profesional. Pero nunca olvides que su estoicismo puede servir para ponerte a prueba. Así que no dejes que te deprime, ¡sonríe de todas formas!

Evita el lenguaje corporal cerrado.

Las entrevistas pueden ser situaciones estresantes y es perfectamente normal (e incluso aceptable) estar nervioso, pero debes resistir el impulso de apagarte físicamente, es decir, de doblar los brazos. Cualquier psicólogo te dirá que inconscientemente doblamos los brazos en situaciones de incomodidad porque intentamos poner una barrera física entre nosotros y la causa de la incomodidad. Sin embargo, trata de recordar que has llegado a la etapa de la entrevista y, sin importar cuán intimidante sea el entrevistador o el escenario, has impresionado lo suficiente como para haber llegado hasta aquí. Además de eso, quieren que marques todas las casillas y consigas el trabajo. Así que respira profundamente y relájate (también puedes aceptar café, agua o colocar un cuaderno y un bolígrafo delante de ti para concentrarte en tus manos).

Habla con cada persona presente en la sala.

Si haces tu entrevista con varias personas, asegúrate de hablar con todas, aunque sólo una de ellas haga las preguntas, ya que esto podría ser una forma de probar tu conciencia social y tu capacidad de organizarte en un espacio. Ser capaz de organizarte en una sala es una habilidad que te ayudará en muchas áreas, así que toma este consejo a pecho.

“Habla con cada persona presente en la sala”

Sé entusiasta.

No esperamos que consumas barriles de café para simular un hiperentusiasmo y que se abra camino en una entrevista bombeando manos y haciendo gritos maníacos. Esperamos que demuestres que quieres estar allí y que quieres el trabajo. Estés comprometido. Escucha atentamente al entrevistador. Asegúrate de responder correctamente a la pregunta que te hacen y luego haz las preguntas pertinentes al final de la entrevista.

No fumes antes.

Muchos fumadores no se dan cuenta de cuánto tiempo el olor del humo puede permanecer en su ropa y en su aliento. De hecho, el simple hecho de estar cerca del humo de un cigarrillo puede ser suficiente para hacer que se huela el humo durante todo el día, tanto si se fuma como si no. Entendemos que el tiempo previo a una entrevista puede ser estresante y que puedas estar tentado de fumar para calmarte. No obstante, antes de una entrevista, es mejor evitar por completo fumar (es mejor dar un salto o mascar chicle), ya que puede tener un impacto negativo en sobre ti a los ojos de algunos entrevistadores.

Oler bien.

En cuanto a los olores y humos, asegúrate de que estés limpio y huelas bien. Puede parecer obvio, pero de nuevo, te sorprendería ver cuánta gente parece olvidar lo importante que es oler bien. La ciencia nos dice que el sentido del olfato es tan visceral y evocador que puede desencadenar recuerdos latentes, evocar diversas emociones e incluso estimular ciertas partes del cerebro humano. De hecho, el olfato es una de las armas más poderosas de tu arsenal, así que no lo descuides. Sin embargo, evita usar demasiado desodorante, perfume o colonia.

“Huele bien”

En caso de duda, imita.

¿Alguna vez has entrado en una entrevista sin saber qué hacer? ¿Alguna vez has tenido dudas sobre el nivel de formalidad o el tono de la entrevista? Bueno, la solución es simple. En caso de duda, imita. Observa la escena y actúa como todos los demás. Si el entrevistador se siente en una posición súper erguida, haz lo mismo. Si se hunde un poco y parece un poco más casual, haz lo mismo. La imitación es la mejor forma de halagar a alguien, es la manera perfecta de no ser sorprendido por el tono de la atmósfera. También se sabe que algunos humanos tienden a sentirse más cómodos con aquellos que tienen un comportamiento y lenguaje corporal similar. Así que un pequeño efecto de espejo debería relajar la atmósfera de la entrevista, lo que debería predisponer a los entrevistadores a gustarte un poco más. Pero ten cuidado de no exagerar.

Apretar la mano correctamente.

No subestimes el efecto de un buen y firme apretón de manos. Transmite confianza y presencia. Pero tampoco aprietes demasiado, para que tus interlocutores no se sientan asaltados de alguna manera.

El lugar, el lugar, el lugar

En una época en que el teletrabajo, los datos ilimitados, las llamadas de Skype y Facetime se han convertido en la nueva norma, cada vez se realizan más entrevistas a distancia. En estos casos es crucial elegir el lugar correcto para la entrevista. No grites en medio de una cafetería abarrotada o susurres en el baño en medio de las descargas de los inodoros. Elije siempre un lugar tranquilo, libre de distracciones, donde puedas hablar con normalidad y claridad, y en el caso de las entrevistas en vídeo, elije un lugar limpio y visualmente atractivo.

“El lugar, el lugar, el lugar”

Lo que debes saber

¿Alguna vez has pedido algo por Internet y te has decepcionado porque es mucho menos impresionante que en el anuncio? ¿Alguna vez has tenido la sensación de abrir un hermoso regalo envuelto sólo para descubrir que el papel de envolver era el punto culminante del regalo? Decepcionante, ¿no? Bueno, bienvenido al mundo de los reclutadores y entrevistadores. Algunos candidatos se presentan y crean un currículum muy atractivo que muestra que saben qué decir, qué hacer y qué vestir. Pero a menudo estos candidatos no son capaces de cumplir las promesas de su brillante currículum.

Ahora te ayudaremos a encontrar el equilibrio adecuado y no exagerar. Empezaremos revisando algunas preguntas generales que se te puedan hacer, y luego le daremos algunos consejos adaptados a las áreas más comunes que tratamos. A continuación, también te daremos algunos ejemplos de preguntas que probablemente deberías hacer al entrevistador al final de la entrevista.

Preguntas generales

Las preguntas generales pueden ser muy variadas, lo que significa que no hay forma de saber qué pregunta específica se te hará. Afortunadamente, puedes responder muy bien siguiendo cinco simples reglas:

  1. 1) Mantente en sintonía con la vacante
  2. 2) Nunca dejes de venderte a ti mismo y a tus habilidades
  3. 3) Sé honesto
  4. 4) Sé educado
  5. 5) No hables mal de tus antiguos empleadores

Háblame de ti.

Muchos candidatos tienen dificultades con esta pregunta porque muchos no saben qué responder. Esto es comprensible, ya que hay tantas cosas que podrían decirse. ¿Cómo puedes reducirlo a unas pocas cosas? ¿Y cómo sabes si son las cosas "correctas"? Bueno, recuerda la regla número uno: mantente en sintonía con el trabajo. Esa es la clave. En este punto, deberías dominar las especificaciones del trabajo. Si ese es el caso, entonces sólo menciona las cosas de ti mismo que se relacionan con el trabajo. Por ejemplo, si estás haciendo una entrevista para un puesto de marketing digital, habla de tu pasión por el marketing o de lo emocionado que estabas la primera vez que obtuviste la certificación de Google Ads.

“No exageres”

¿Cuáles son tus puntos fuertes?

La regla número uno también cubre ese punto. Menciona tus puntos fuertes en relación con el papel. Por ejemplo, si el papel es de naturaleza gerencial, habla de tus habilidades interpersonales, tu capacidad para trabajar bajo presión o tus habilidades de gestión.

¿Por qué quieres este trabajo?

Las reglas 2 y 3 son las más aplicables aquí. Es importante seguir vendiéndose, incluso ahora. Explica por qué quieres este trabajo, pero también explica lo que podrías aportar a este cartel y por qué deberían contratarte. Sobre todo, no exageres y sé lo más honesto posible.

¿Cuál fue la razón por la que dejaste tu antiguo trabajo?

Siempre es mejor ser honesto aquí. Sin embargo, ten en cuenta la regla número cinco. Hagas lo que hagas, no hables mal de tus antiguos trabajos o empleadores*. Si tus anteriores empleadores fueron tan malos que te dejaron con un trastorno de estrés postraumático (y no fue el ejército de EE.UU.), elije ser ambiguo y lo más vago posible y nunca cedes a la tentación de hablar mal de ellos de forma directa o indirecta. Cabe señalar que los entrevistadores particularmente despiadados pueden hacer lo que haga falta, simplemente para ver si lo harás o no. No caigas en esta trampa. Mantente firmes y no digas nada malo.

*Desconéctate totalmente de los antiguos empleadores.

¿Qué sabes sobre nosotros?

Si has llegado a este punto, probablemente has leído la sección sobre la importancia de la investigación, por lo que esta cuestión no debería ser un problema :)

Habla de una época en la que te enfrentaste a una situación difícil y describe cómo la resolviste.

Las reglas 1 y 3 son las más relevantes en este tema. No inventes un ejemplo, usa un ejemplo real. Sin embargo, elije un ejemplo que destaque las competencias más relevantes para la función. Tomemos como ejemplo el puesto de manager mencionado anteriormente. Si se te hace esta pregunta, entonces sería prudente elegir un momento difícil que superaste utilizando tus habilidades interpersonales u organizativas.

Después, cuando se habla de la situación elegida, es importante presentarla lo más clara y concisa posible. Es probable que tus interlocutores sean personas muy ocupadas, con una capacidad de atención del siglo XXI, así que asegúrate de que tu descripción sea estructurada y corta. Sugerimos que empieces con una descripción de la difícil situación, luego habla de lo que hiciste para resolverla, y finalmente concluye con el final feliz.

En Properity, a menudo aconsejamos a los candidatos que no utilicen palabras condicionales como "quisiera" o "debería" en las entrevistas porque no dan ninguna indicación de lo que tienen o pueden hacer. A menos que se te hagan una pregunta que requiera que respondas con especulaciones o hipótesis - por ejemplo, ¿cuántas pelotas de baloncesto hay en Sydney? (Respuesta correcta: necesito un whisky) - concéntrate en lo que realmente hiciste, no en lo que harías o en lo que crees que se debería hacer. Para ser honesto, los entrevistadores tienden a estar más interesados en lo que haces que en lo que harías.

Humblebragging

Con el fin de impresionar a los potenciales empleadores, algunas personas "disfrazan" la fanfarronería como autocrítica. Según un informe de la Escuela de Negocios de Harvard, este comportamiento, conocido como "humblebragging" (que literalmente significa alardearse humildemente), puede ser un desincentivo. Los autores de este trabajo pidieron a los estudiantes universitarios que escribieran cómo responderían a una pregunta sobre su mayor debilidad en una entrevista de trabajo. Los resultados mostraron que más de tres cuartos de los participantes se alardeaban humildemente, generalmente porque eran perfeccionistas o que trabajaban demasiado.

Sin embargo, los asistentes de investigación independientes declararon que se inclinarían más por contratar a participantes honestos y que los encuentran mucho más simpáticos. Estos estudiantes decían cosas como "no siempre soy el mejor para mantenerme organizado" y "a veces reacciono exageradamente a las situaciones". Otra solución en una situación de entrevista de trabajo es hablar de las debilidades que no están directamente relacionadas con el trabajo, por ejemplo, el miedo a hablar en público si se solicita un puesto de escritor.

“No presumas humilmente”

Consejos según el sector

Marketing:

Conoce el mercado y los productos/servicios del entrevistador y quiénes son sus competidores. Conoce su perfil actual/estrategia de marketing. Prepara un informe sobre cómo has utilizado los mismos canales de comercialización que ellos y los resultados que has obtenido. Si optas por un papel más estratégico o de liderazgo, ten una idea clara de lo que podrías hacer mejor, y rompe los canales online y offline, y también justifica el uso de cada uno.

“Conoce tu interlocutor”

Performance marketing:

Conoce los números. Controla tus Indicadores clave de Rendimiento (KPIs) y tus resultados contra ellos. Ten tus cifras para sus CPC, CPA, etc. Esté muy bien informado sobre tus conversiones. Ten claro los canales que has utilizado y su rendimiento. Sé claro sobre tus mercados objetivo y la personalidad de tus clientes. Conoce tu mercado y a tus competidores. Ten claro los tipos de pruebas A/B que has realizado y sus resultados. Domina tus herramientas. Sé claro sobre su entorno de informes y análisis. Cuantos más datos y detalles encuentres, mejor..

Design:

Asegúrate de que tu portafolio de diseño esté actualizado e incluya no sólo tu mejor trabajo sino también una buena selección del trabajo requerido para el puesto. Puedes proporcionar una selección en formato .pdf de los trabajos más relevantes para apoyar tu solicitud; no es necesario rehacer todo el portafolio cada vez, asegúrate de que conoces los requisitos y que están en línea con tus habilidades y expectativas de diseño; no optes por un puesto interno con estrictas directrices de marca si tu objetivo es trabajar en un gran número de proyectos creativos. Prepárate para hablar sobre tu proceso de diseño y las partes del trabajo que son únicas para ti y las que son de colaboración. Habla de los plazos en los que has trabajado en el pasado. También es importante investigar el trabajo existente y estar preparado para completar una tarea.

Data:

Un consejo importante al solicitar un puesto de analista de datos/científico de datos es entender claramente para qué se usan los datos... ¿Este papel implica datos de clientes o datos de productos de la empresa? Entender por qué la empresa utiliza los datos es un factor clave a la hora de solicitar una entrevista. Por ejemplo, ¿qué impacto tendrá este papel en el equipo de ventas? Además, como los datos se utilizan cada vez más y se utilizan más ampliamente en los negocios, es necesario comprender si la función requiere la presentación de informes a personas no técnicas. Si hay una herramienta de visualización disponible, debes determinar cuánto necesitas saber sobre ella. En términos de lenguaje, sé específico en tus habilidades. Por ejemplo: define claramente en tu CV a qué nivel estás en Python o Tabla. Muy a menudo, tenemos que preguntarnos a qué nivel está un candidato en cada habilidad. Puedes escribir tus habilidades: este es un ejercicio que puede ahorrar tiempo y esfuerzo a los gerentes de RRHH/reclutamiento. También ayudará a determinar qué formación adicional puede necesitar y si la empresa podrá proporcionarla.

¿Tienes alguna pregunta para nosotros?

En algún momento de la entrevista, lo más probable es que te pregunten si tienes alguna pregunta. Tu respuesta siempre debe ser sí. Hacer preguntas te ayudará a comprender mejor el papel, te dará una idea más clara de lo que se puede esperar de ti y te ayudará a parecer más comprometido. También enfatizarás tu inteligencia: la gente inteligente hace preguntas.

Si estás atento durante la entrevista, no tendrás problemas en hacer preguntas sinceras y relevantes. Pero aquí hay algunas preguntas que se hacen frecuentemente a nuestros entrevistadores después de la entrevista:

  • • Si me contratáis, ¿quién será mi representante directo?
  • • ¿Cuáles son los detalles de la oferta?
  • • ¿Ofrecéis un plan de carrera y/o entrenamiento?
  • • ¿Cómo describirías la cultura de la empresa y el ambiente de trabajo en general?
  • • ¿Cuáles son los objetivos de la empresa?
  • • (Pregunta personal al entrevistador) ¿Qué es lo que más te motiva de esta empresa?
  • • Realmente disfruté de esta entrevista contigo. ¿Cuáles son los siguientes pasos en el proceso de reclutamiento?

También recomendamos encarecidamente que te pongas en contacto con tu reclutador después de la entrevista. De hecho, una llamada posterior a la entrevista es una excelente oportunidad para expresar tus preocupaciones, hacer preguntas posteriores a la entrevista, dar tu opinión, etc. El reclutador podrá incluso darte alguna información clave, como el tiempo que suele tardar en tomar una decisión, etc.

“El juego de la espera”

Después de la entrevista

Acabas de terminar la entrevista. Hiciste todo lo que podías hacer y ahora tu destino está completamente fuera de tus manos, ¿no es así? Incorrecto. El juego no se acaba hasta que se te informa si has conseguido dar el siguiente paso o conseguido el trabajo. Si bien es cierto que en este momento no hay mucho más que puedas hacer, todavía hay algunas cosas que puedes hacer para reforzarte positivamente en la mente del examinador o de la empresa.

Lo primero es enviar un correo electrónico de agradecimiento a la empresa al día siguiente de la entrevista, dirigido a la persona que te entrevistó. En él, tienes que expresar que te lo pasaste muy bien con ellos. Una vez más, anota brevemente por qué eres el candidato ideal para el trabajo (porque nunca debes perder la oportunidad de venderte), pero limítate a un máximo de dos frases. Concluye agradeciéndoles por tomarse el tiempo de sus ocupadas agendas para reunirse contigo.

El segundo consejo que podríamos darte después de la entrevista es que envíes un correo electrónico de seguimiento una semana después de la entrevista, si, por supuesto, no has recibido una respuesta hasta entonces. Entendemos que el período de espera puede ser bastante frustrante, pero es esencial permanecer lo más educado y agradable posible en el correo electrónico. En el correo electrónico, primero debes agradecerles por haberse reunido contigo hace una semana, decirles que entiendes que probablemente estén muy ocupados, y luego preguntarles sobre el estado de tu solicitud. Sé breve y conciso.

Puede que tengas todavía unas cuantas preguntas justo después de la entrevista y puede que no hayas tenido tiempo de hacerlas. Por eso te sugerimos que tomes notas al final de la entrevista sobre cómo fue la entrevista, cómo te sentiste, qué preguntas te quedan por hacer, etc. Entonces, ya sea justo después de la entrevista o al día siguiente, llama a tu reclutador y discute tus notas y preguntas. Esta es una buena manera de darte tranquilidad y de proporcionar información útil al reclutador.

Conclusión

Ahí lo tienes, te hemos dado las herramientas necesarias para preparar y llevar a cabo una entrevista exitosa. El resto depende de ti. Recuerda: sé inteligente y estratégico en todo lo que hagas. Quien haya dicho que la vida no es una competencia está equivocado (si es que alguien lo dijo), especialmente cuando se trata de reclutamiento y entrevistas. Todos los demás candidatos son tus competidores; esto es tan desafortunado como cierto. Por lo tanto, tienes que destacar y explicar claramente por qué eres la mejor persona para el trabajo.

“Estrategia consiste en tomar decisiones, ventajas y desventajas, se trata de elegir deliberadamente a ser diferente.”
- Michael Porter

Desde Prosperity, esperamos que esta guía te haya sido útil y, como siempre, si tienes alguna pregunta o necesita ayuda, no dudes en llamarnos o enviarnos un correo electrónico.

“Thank God it's Monday”

Copyright notice: As this research is protected by copyright laws, if you wish to copy, reproduce, republish, disseminate or distribute any part of this text or images by any means you may do so only if you state the following: Prosperity.ie (www.prosperity.ie) Ireland’s specialist recruitment agency to the web sector.

© 2020 Prosperity. All Rights Reserved.