mujer mirando ventana galería

¿Prefieres trabajar desde casa, desde la oficina o combinar ambas opciones? El debate sobre trabajo remoto vs. híbrido y trabajo en la oficina sigue estando de actualidad. Desde que comenzó la pandemia de COVID-19 se habla de tres formas de trabajar: presencial, teletrabajo e híbrida. En este artículo te contamos cuál es la forma de trabajar mayoritaria, qué prefieren las empresas y qué prefieren los empleados (y por qué).

Tres opciones de oficina: remota, híbrida y presencial

En primer lugar, debemos entender lo que significa cada forma de trabajar. El trabajo presencial requiere que el empleado acuda cada día a su lugar de trabajo en la empresa. Es lo que consideraríamos el modo tradicional y que, para muchos sectores de altra presencialidad (construcción, hostelerías, sanidad...) puede ser difícil de cambiar.

En el trabajo remoto o teletrabajo el empleado trabaja desde su casa, desde un coworking o desde el lugar que desee. En general las empresas que han optado por permitir a sus empleados el trabajo en remoto, todavía piden que estos estén en una franja horaria que les permita una mejor coordinación entre los empleados. El trabajo en remoto asíncrono, en el que realmente el trabajador puede trabajar donde y cuando quiera, es una realidad aún lejana.

Finalmente, en el trabajo híbrido los trabajadores combinan las dos modalidades. Esta es una opción de compromiso entre las dos anteriores, en la que todo el mundo está contento. O al revés, todo el mundo está descontento, según como se mire.

En el trabajo híbrido existen múltiples opciones:

  • Opción 1. Hay plantillas en las que una parte de los trabajadores acuden a la oficina y otra parte trabaja desde casa.
  • Opción 2. En otras empresas se ha fijado un número de días a la semana en los que se los trabajadores tienen que acudir como mínimo a la oficina.
  • Opción 3. En algunas organizaciones se da un rango de días en los que los empleados tienen que trabajar presencialmente (por ejemplo, de uno a tres días a la semana, a elección del trabajador).
  • Opción 4. Finalmente, existe la posibilidad de que cada trabajador elija la forma en la que desea trabajar de forma totalmente flexible.

¿Qué forma de trabajar es la mayoritaria: presencial, remota o híbrida?

Según el informe de Capgemini El futuro del trabajo: de remoto a híbrido, el trabajo remoto es la opción elegida mayoritariamente por las empresas, de hecho, el 75% de las organizaciones esperan que al menos el 30% de sus empleados trabajen de forma remota, mientras que más del 30% esperan que el 70% de su fuerza laboral trabaje en remoto.

En base a los datos de Randstad Research antes de la pandemia solo el 15,8% de los trabajadores utilizaban el trabajo en remoto. Tras la pandemia el 36,6% teletrabajan. Por otro lado, este mismo informe destaca que cuanto mayor es el tamaño de la empresa, más flexibilidad de implantación existe. Esto es consistente con los datos de nuestros propio estudio de empleo y salarios, en el que vemos que un 40% de los trabajadores del sector digital trabajan en remoto, mientras que un 37% en un esquema híbrido.

Como consecuencia de todo lo anterior, se puede concluir que el trabajo híbrido es el que mejor se adapta tanto a las empresas como a los trabajadores. En este sentido el informe elaborado por la consultora Boston Consulting Group, Nuevas formas de trabajar. Reflexiones sobre el futuro, establece que el 65% de las empresas españolas están optando o planean elegir que sus empleados teletrabajen entre dos y tres días a la semana y el resto en la oficina.

¿Qué prefieren las empresas?

Remoto vs. híbrido, esa es la cuestión. Las empresas están optando, mayoritariamente, por el trabajo híbrido por varias razones:

  • Reduce costes. La combinación del trabajo remoto con el trabajo presencial permite reducir el espacio que utilizan las empresas en sus oficinas y, por lo tanto, se reducen los costes.
  • Aumenta la productividad. El estudio de Poly, Recruit, Retain and Grow, el 72% de las empresas a nivel mundial (el 74% en España), ha registrado un aumento de la productividad como consecuencia del cambio al trabajo híbrido.
  • Disminuye el absentismo laboral. La posibilidad de trabajar algunos días en remoto que da el modelo híbrido permite a los trabajadores organizar su tiempo de manera adecuada y evitar ausencias en el trabajo.
  • Crea un sentido de pertenencia y genera responsabilidad. Los empleados que trabajan de forma híbrida se deben autogestionar, lo que genera una responsabilidad y un sentido de pertenencia a la empresa debido a la confianza que se deposita en ellos.
  • Atrae talento. Los empleados buscan puestos de trabajo flexibles en los que puedan conciliar su vida profesional y personal, por lo tanto, las empresas que aplican este tipo de trabajo retienen y atraen talento.

¿Qué prefieren los empleados?

Muchos empleados siguen prefiriendo el trabajo en remoto, de hecho, según el informe de Eada, Teletrabajo en tiempos de COVID, un año después, un 68% de los encuestados hace una valoración positiva de la experiencia del teletrabajo. Sin embargo, los datos de Capgemini, muestran que el 50% de los empleados renunciarían a su puesto si el trabajo remoto fuera la única opción.

En cuanto a las preferencias de los trabajadores, relativas a la forma de trabajar de manera híbrida, un estudio de IESE Business School, muestra que el modelo ideal para combinar el trabajo remoto y presencial sería el que combine dos (36%) o tres (32%) días por semana de trabajo remoto.

La opción entre el trabajo remoto vs. híbrido también está clara en el caso de los empleados, puesto que el trabajo en remoto de forma continua tiene efectos negativos en la falta de desconexión de los trabajadores de sus tareas laborales, en la debilitación de las relaciones con los compañeros de trabajo y en la sensación de aislamiento y "burnout". La flexibilidad y la adaptación a cada caso son las claves para que un modelo híbrido funcione.

Con el trabajo híbrido los empleados consiguen objetivos importantes porque: se reducen las horas extra de trabajo, mejora notablemente la conciliación laboral y aumenta la felicidad. Sin embargo, para que funcione esta forma de trabajar es necesario que, tanto trabajadores como organizaciones, pongan límites para evitar el exceso de videoconferencias, limitar el acceso al correo electrónico o WhatsApp fuera del horario de trabajo y acordar las pautas del trabajo con los directivos. 

En definitiva, el modelo de trabajo híbrido se está posicionando como la fórmula que mejor funciona, pero para que sea un éxito es necesario estudiar cada caso concreto y conocer las necesidades de los trabajadores para darles lo que desean.

Si quieres saber más sobre las tendencias del mercado para el futuro, así como los empleos mejor pagados del sector digital, remoto o no, descárgate nuestra guía salarial y de empleo Porsperity Digital gratis.